Cachando en la ducha a la perrita de Yamire ¡Pff! le metí la lengua completita en esa rica concha que tiene ¡que rico!

Información / 6 min

Aprovechando que me dejaron solo en la casa, metí a la perrita de la vecina a la casa para comerle esa concha y darle pinga como solo ella merece. En la ducha nos pusimos morbosos, la perrita lo quería todo. Yo estaba excitadísimo, jaja, parecía un perro cuando tiene al lado una pera en celo, quería rellenarla toda de leche. Lo primero que hice fue abrirle las piernas a la pendeja y meter toda mi lengua en su concha, ¡uff! le saboree hasta el culo a la pendeja, estaba pasándola bastante rico ahí con ella. Miren como se destaca la perrita culeando, ¿me van a decir que no es una diosa? Le gusta bastante tenerlo adentro a la pendeja, así que aproveche esta oportunidad para comérmela enterita ahí en la casa. Hasta se dejó meter los dedos en el culo la putita.