Dos chicos desflorando el culo de una colombiana adolescente ¡miren como llora! La pendeja nunca le dicen que se detengan

Información / 2 min

En un casting porno, esta adolescente colombiana entrega su rico culito por primera vez, ni siquiera la pendeja se había metido el dedo por ataras. En cuatro patas, esta nenita se posiciona en un hotel, con el productor porno y dos actores pingones. Ahí la perrita los deja hacer lo que ellos quieran con su delicioso culito. Cuando se lo meten ella empieza a decir que le duele demasiado y que no quiere, pero nunca le exige a los cabrones que se detengan. La nenita es inocente, y ahí con esos hombres no puede hacer más nada que aguantar la cogida que le están dando a su culo. Los cabrones se ríen con el sufrimiento de ella, gozan a la perrita y ella deja que ellos abusen. ¡Dios! que rica esta la nena, la perrita aguanta los 10 minutos que dura el casting porno sufriendo como una perra.