Señora cuarentona se deja coger por un jovencito que tiene la mitad de su edad ¡Pff! la perra está todavía riquísima

Información / 7 min

Esta es una de esas señoras a las que llaman lagartonas. Tiene sus hijos, está divorciada y ahora que tiene la libertad de hacer con su vida lo que le venga en gana, quiere comerse todos los pitos y saborear todas las leches que pueda. La perrita invita a su oficina a un chico que tiene la mitad de su edad, cuando está sentada en su silla de trabajo, la vieja se pone bastante perra mirando al chico, metiéndole el ojo y fantaseando de lo que harán en pocos minutos. Luego de varios chistes y risas, el cabron se acerca a ella con su pinga bien dura y hace que la nena se lo chupe enterito. ¡Dios! esta señora sí que sabe cómo dar mamadas, miren como la cerda se come todo el miembro viril de este suertudo cabron, ¡Pff! se ve que tiene bastante experiencia la perrita.