XXX » Perutops > ¡Dios! mi hembra se pone arrecha y solo la puede calmar una buena pinga, ella necesita mucho placer ¡amo a esta mujer!

7 min
Descripción

Primero la putita empieza dándose placer, frotando su concha de una lado al otro, gimiendo del gusto, dejándome ver esos grandes labios carnosos escurriese de lo cachonda que estaba, luego al verga así mi pinga se puso rígida como piedra, la puse a mamármela, porque ella era la responsable de esto, ¡Dios! ella se trago toda mi pinga, se la clavo en la garganta, engullendo cada centímetro de ese gran trozo de carne, ¡Ufff! La zorra no paro de mamar mi pinga, hasta que no la dejo suficientemente pegajosa, llena de semen y babas de su garganta calientita.

Luego se puso en cuatro patas sobre la cama y me dejo terminar de taladrarle toda esa concha deliciosa, ¡maldición que concha tan cremosa! La puta se estaba derritiendo justo en mi pinga, de lo arrecha que estaba, ella no paraba de gemir y encular mi pinga dando fuetes golpes para atrás aplastando mis huevos.